Compartiendo Tu Fe

Por dónde empezar

 

“…convénzanos de nuestros errores de doctrina, si tenemos alguno, por medio de la razón, por medio de argumentos lógicos o por la Palabra de Dios, y les estaremos eternamente agradecidos por la información y ustedes nunca tendrán más placentera reflexión de que han sido instrumentos en las manos de Dios para redimir a los demás seres de la oscuridad que ustedes pueden ver envolviendo sus mentes.” (SUD Apóstol Orson Pratt, The Seer - El Vidente, pp. 15-16, traducido de la versión en inglés)


A continuación se enumeran algunas sugerencias para compartir la fe cristiana histórica con los Santos de los Últimos Días:


ORAR.

¿Quieres hacer un impacto eterno en la vida de su amigo SUD, un familiar o misionero en la puerta? Entonces desearás ser constante en la oración. Se ha dicho que la oración funciona como la Fuerza Aérea. El "ejército" o "Marines" es el ir actual y el predicar el Evangelio, pero antes la Fuerza Aérea es enviado a controlar el espacio aéreo y preparar el campo de batalla para las fuerzas de tierra. Alcanzando los mormones para Cristo es una batalla espiritual y tenemos que utilizar las herramientas espirituales que Dios ha provisto. Cuando ves a un mormón, ora por ellos. Ponga mormones en su lista diaria de oración. Ora antes y después de tener una reunión con los misioneros SUD. La mayoría no se unen a la Iglesia SUD a causa de un amplio estudio religioso, pero la decisión se basa en los sentimientos y experiencias espirituales. Se anime a los mormones a adquirir "el ardor en el pecho" al leer el Libro de Mormón, lo cual es un sentimiento espiritual. Cuando los cristianos tratan de evangelizar los mormones con argumentos intelectuales solamente, los resultados son poco frecuentes. Lo que los mormones necesitan es un milagro que quita el velo sobre la mente, abriendo sus ojos y oídos al Espíritu Santo.


CHEQUEA TU ACTITUD.

Es muy importante tener la actitud correcta y el motivo correcto para la participación en las discusiones doctrinales con los Santos de los Últimos Días. Debemos de evitar de ponernos impaciente u enojado con sus respuestas. ¡Algunos mormones ya saben que la iglesia mormona tiene problemas, pero podrá ser que no saben de una mejor fe! ¡A veces, incluso mientras defendiendo apasionadamente su religión, están esperando secretamente que tengamos algo mejor que ofrecer! Los mormones son víctimas del engaño quienes después engañan. Afortunadamente, algunos de ellos algún día "ver la luz" y comenzarán a servir a Dios en la verdad! Tu humildad y actitud de amor es más importante que lo que en realidad les dices. Sin amor, somos como un címbalo que retine que no sirve para nada (1 Corintios 13:1-13). Estamos llamados a ser amable y manso para con todos (2 Timoteo 2:24). Algunos piensan que para ser amoroso deben evitar hablar de temas desagradables o difíciles. Otros se apresuran a decir la verdad, pero no para demostrar amor. Se nos manda a hablar, pero hacerlo de una manera amorosa.


GANARSE A LA GENTE, NO LOS ARGUMENTOS. 

Si entramos en una discusión decidido a ganar el debate, probablemente nos encontremos "cuernos de bloqueo" con una persona igualmente determinado. Con humildad admite cuando no sabes algo, y dígales que obtendrás una respuesta para ellos. Vuelve a ellos con una respuesta lo más pronto posible. Recuerda a escuchar con atención. Repita sus afirmaciones de nuevo a ellos para aclarar con el lenguaje como: “¿Entiendo correctamente que usted esta diciendo que usted cree...?" Buenas habilidades de comunicación recorren un largo camino para ganar personas.


CONOZCA LOS ARGUMENTOS COMUNES.

La falta de conocimiento acerca de los mormones a menudo hace los cristianos evangélicos inseguros a evangelizar a sus amigos mormones y miembros de su familia. Tome el tiempo para aprender las enseñanzas básicas y los argumentos utilizados en el mormonismo. Si no entiendas los fundamentos vas a limitar tu eficacia como "pescador de hombres" entre los Santos de los Últimos Días.


RECONOCER LO BUENO.

Para tu amigo mormón, la Iglesia SUD representa el Reino de Dios en la tierra. Para ellos, la organización SUD basado en la ciudad Salt Lake City es la personificación de la virtud y la santidad. A menos que reconozcamos algo bueno en el mormonismo, nuestros amigos podrían tener un tiempo aún más difícil de escuchar lo que tenemos para compartir. Como cristianos podemos encomiar a los Santos de los Últimos días por tener celo por las cosas de Dios (aunque muy mal-guiado) y por su fuerte énfasis en los valores familiares y morales. Si no reconocemos algunas de estas cosas positivas, nos arriesgamos a ser visto como alguien fuera de contacto con la fe que ellos conocen y aman.


HAGA PREGUNTAS.

No debemos discutir con los mormones (II Timoteo 2:23-26). En lugar de decirle a la gente SUD lo que creen, inicia conversaciones por hacer preguntas. Los Santos de los Últimos Días apreciarán la oportunidad de hablar acerca de su fe. Puedes pedir cosas simples como: "¿Qué significa Jesús para usted?" o "¿Has sido salvado por la gracia?" "¿Usted ha nacido de nuevo? ... ¿Cuándo y cómo fue eso?" o "¿Cree usted que es una buena persona?" Esto abrirá conversaciones de una manera no amenazante, y te permitirá aprender más sobre la persona. (¿Son mormones "teñido en la lana", u tal vez conversos nuevos que todavía no han aprendido las doctrinas mormonas?) Al conocer las enseñanzas básicas de líderes SUD, tú puedas preguntarles por qué siguen a los hombres que enseñan doctrinas opuestas (si se expresan un punto de vista bíblico). Si sus creencias contradicen la Biblia, pídales que consideren lo que la Escritura (la revelación original encontrada en la Biblia) tiene que decir al respecto. ¡Sé una "persona curiosa" y estarás plantando muchas semillas del Evangelio en el camino!


DEFINA LOS TERMINOS.  

Una de las mayores dificultades compartiendo el evangelio a los mormones es la barrera del idioma. Los Santos de los Últimos Días usan terminología cristiana, sin embargo, han aprendido completamente diferentes definiciones para esos mismos términos. Tenemos que definir las palabras y términos cristianos que utilizamos, y pedir el mismo del mormón con quien estamos hablando. ¡Si no lo hacemos podríamos tener la falsa idea de que creemos de la misma manera! Ejemplos de esto son de términos de uso común como "nacido de nuevo", "salvación", "nacimiento virginal", "expiación", "evangelio", y así sucesivamente. Al definir nuestra terminología ambas partes obtendrán una mejor comprensión del otro.


USE LA BIBLIA.

En lugar de citar las Escrituras de memoria, pida a la persona SUD a leer pasajes en voz alta durante sus conversaciones. Muchos mormones todavía respetan la Biblia (a pesar de los ataques de los líderes SUD en contra de ella) y necesiten ver lo que dice la Biblia. ¡Se les han dicho que sus creencias religiosas son respaldados por la Biblia - debemos ayudarles a ver que esto no es así! No importa qué, la Palabra de Dios no vuelve vacía por eso deseamos compartirla con frecuencia con los Santos de los Últimos Días (2 Timoteo 3:16). Una de las maneras más eficaces para preparar el terreno del corazón mormón antes que escuchan el Evangelio es el uso de los Diez Mandamientos para mostrar que ellos son infractores de la ley. ¿Son mormones "Santos"... u mentirosos, ladrones adúlteros de corazón como el resto de la humanidad caída?! La Biblia dice que somos "destituidos de la gloria de Dios" y necesitamos de la misericordia de Dios. Miembros SUD necesitan ver la gravedad de su pecado y la incapacidad del mormonismo de salvarlos del juicio venidero.


USE EL LIBRO DE MORMON.

Los líderes mormones alegan que la Biblia tuvo "muchas cosas claras y preciosas" quitadas de ella durante los siglos pasados. (El Libro de Mormón enseña así en I Nefi 13:26-29) Joseph Smith dijo que "... el Libro de Mormón era el más correcto de todos los libros sobre la tierra, y la clave de nuestra religión; y que un hombre se acercaría más a Dios al seguir sus preceptos que los de cualquier otro libro”. (Vea la introducción del Libro de Mormón) También es importante saber que muchos versículos de la Biblia fueron plagiados al texto del Libro de Mormón, dándole un tono bíblico además de muchas enseñanzas bíblicas. Dado que este es el caso, el mormón puede leer pasajes del Libro de Mormón que enseñan la verdad. Por ejemplo, podemos mostrar las siguientes verdades: La ley no salva, la salvación viene por Jesús solo, hay un solo Dios, etc. Queremos llevarlos a la Biblia, tan pronto como sea posible y mostrarles la fuente original para la enseñanza. Esto desarrolla su fe en la Biblia y les hace preguntarse por qué la moderna Iglesia Mormona no está de acuerdo con el Libro      de Mormón.


USE OTROS LIBROS.

Los cristianos a menudo piden a nuestro ministerio cuales libros son buenos para dar a la gente mormona. Cualquier libro que critica la fe mormona generalmente no es bien recibido. La Iglesia SUD frecuentemente advierte a sus miembros contra el material "anti-mormón" y los mormones devotos y fieles tienen instrucciones de no tener tales materiales en sus hogares, igualándolo a la pornografía. A pesar de estos fuertes sentimientos, muchos mormones han sido alcanzados efectivamente a través de libros que tratan el tema de los errores del mormonismo. Permita que el Espíritu Santo te guíe en esto. Siempre es bueno que den a los miembros SUD libros cristianos que comparten un testimonio personal y una clara enseñanza sobre     la gracia.


COMPARTA TU TESTIMONIO.

¡Nadie puede discutir el cambio que Jesús ha traído a tu vida! Es un poderoso testimonio para una persona SUD cuando lo escucha y también observa tu amor por Cristo - y, al mismo tiempo tú rechazas a los profetas mormones y el sistema religioso. Se les ha enseñado que los que son sinceros y tienen el testimonio de Jesús vendrán a aceptar el mormonismo. Eres una contradicción a eso. Ya sea que estás ministrando a un mormón, un musulmán (o cualquier otra persona) ¡díganlo los redimidos de Jehová! ¡Tenemos buenas noticias para compartir! (Salmo 107:2)


RECUERDE LA META FINAL.

Ministrando a los mormones es una experiencia única. ¡En primer lugar nuestros amigos tienen que llegar a "que no son salvos" de una religión falsa antes de que puedan ser salvos en la Verdad! Necesitamos un compromiso a largo plazo para alcanzar a y orar por las personas SUD que Dios ha puesto en nuestras vidas. No debería sorprendernos que los resultados tarden en llegar debido a la naturaleza del engaño. Tenemos que ser obedientes al Señor para preparar el suelo, sembrar "semillas" como Él nos guia y " regar con agua" esas semillas con fidelidad en la oración (I Corintios 3:16). También podríamos mirar a nuestro ministerio a los amigos y familia SUD como el envío de capas de nieve al suelo del desierto. ¡Las cosas inicialmente pueden parecer sin vida, pero debemos orar que haya una temporada futura en que se funde esa nieve, profundizando el duro suelo permitiendo que la vida brote! Sigue compartiendo escrituras y tus testimonios (acumulando la nieve), aun cuando no hay signos visibles de vida. Ore que los corazones tengan hambre por la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.


¿TIENES DOCUMENTACIÓN? Tal vez necesites pruebas de las enseñanzas de la Iglesia Mormona para ti mismo o para mostrar a un amigo. Estaríamos encantados de proporcionarle fotocopias de una gran variedad de libros SUD de nuestra biblioteca de forma gratuita. ¡Sólo díganos lo que necesita!  



Términos

¡Mormones y cristianos tradicionales utilizan muchos de los mismos términos - pero con definiciones muy diferentes!


El Cielo

SUD: Dividido en tres reinos: celestial, terrestre, y telestial. Solo mormones dignos pueden ir al reino celestial donde Dios el Padre y Cristo moran (Mal uso de I Corintios 15:40, 41; Doctrina y Convenios 88:28-31).

BIBLIA: Solamente menciona dos condiciones, el castigo eterno o la vida eterna. Los seguidores de Cristo también reciben recompensas individuales de acuerdo a su servicio (Mateo 25:31-46). 


El Infierno

SUD: Es un lugar eternal, pero aquellos condenados allá pueden salir después de pagar el precio de sus pecados (Doctrina y Convenios 76:103-106; 88:32, 102).

BIBLIA: No hace mención de salir del infierno (Apocalipsis 21:8; Mateo 13:24-43; Lucas 16:26).


Nacimiento Virginal

SUD: Dios como un hombre físico resucitado es el padre literal de Jesús, en la misma manera que todos hombres son engendrados (Doctrina de Salvación 1:17; Diario de Discursos – Journal of Discourses 8:115, versión ingles).   

BIBLIA: Enseña que María estaba encinta por el Espíritu Santo (Mateo 1:18).


Deidad

SUD: Dios el Padre es un hombre resucitado con un cuerpo físico, Cristo es un dios distinto resucitado con un cuerpo físico, el Espíritu Santo es un dios distinto con un cuerpo espiritual. Son tres dioses distintos, uno en propósito solamente (Doctrina de Salvación, tomo 1, pp. 1-52). 

BIBLIA: Dios no es un hombre, hay solo un Dios, y Dios es un espíritu (Isaías 43:10, 11; 44:6, 45:21-22; Juan 4:24; I Timoteo 1:17).             


Hijos de Dios

SUD: Cree que somos literalmente los hijos espirituales de padres celestiales (Doctrina y Convenios 93:21-23,              Moisés 3:5-7). 

BIBLIA: Enseña que uno es hecho hijo de Dios al convertirse a Cristo (Juan 1:12).


Nacido de Nuevo

SUD: Bautismo en la Iglesia Mormona (Mal uso de Juan 3:1-13, Alma 7:14 Libro de Mormón). 

BIBLIA: Somos muertos espiritualmente hasta nuestro nuevo nacimiento espiritual (I Pedro 1:23; II Corintios 5:17).


El Evangelio

SUD: Sistema y doctrinas de la Iglesia Mormona (Doctrina Mormona p 278).

BIBLIA: Mensaje de la muerte y resurrección de Cristo como expiación por nuestros pecados (I Corintios 15:1,4; Gálatas 1:8).


Salvación por gracia

SUD: La muerte de Cristo trajo la resurrección universal, más allá de esto, el hombre tiene que ganarse su lugar en uno de los tres cielos (Doctrina Mormona p 667-672).

Biblia: La salvación no es universal sino se la obtiene cuando cada individuo cree (Juan 3:16; Romanos 1:16, 9:28 Hebreos, Efesios 2:8-9).


Pecado

SUD: Actos específicos, no es la naturaleza básica del hombre (Los Artículos de Fe).

Biblia: El hombre está en rebelión espiritual hasta que la conversión (Efesios 2:3; Romanos 5:6; Mateo 1:21). 


Caída

SUD: Enseña que la Caída del hombre era un “paso necesario” y una “gran bendición.” Adán fue dado dos mandamientos conflictivos, y se debía caer para habilitar pro-creación y para hacer posible la vida eterna. (Moisés 5:11 Perla de Gran Precio, Doctrina del Evangelio p.13).

Biblia: Dios no tienta a nadie, la desobediencia del hombre a Dios trajo consigo una maldición y no una bendición (Santiago 1:13, 14; Génesis 3:13-19). 


Preexistencia

SUD: Enseña que todas las personas existían antes de ser nacido en la tierra, el hombre existe eternalmente (Doctrina y Convenios – Doctrine & Covenants 93:29).  

BIBLIA: Solo Cristo preexistió. No tuvimos una existencia espiritual antes de nacer (Juan 8:58; Col. 1:7, I Corintios 15:46).  



EN SU PUERTA


Actualmente hay más de 80.000 misioneros de tiempo completo que promueven las enseñanzas de la Iglesia SUD en todo el mundo. Al igual que la caída de fichas de dominó, estos jóvenes dedicados son los engañados haciendo el engaño. Diez horas al día, seis días a la semana, los misioneros SUD buscan aquellos que están dispuestos a entrar en las aguas del bautismo mormón. Los que sienten solos, los que sufren, los que buscan un propósito para sus vidas pueden ser atraídos a lo que se ha llamado "la mejor iglesia el hombre puede construir". Si usted está bien fundamentada en la Biblia y los misioneros mormones vienen a su puerta, le sugerimos lo siguiente:


• Haga una cita. Haciendo una cita para una fecha futura le dará tiempo para prepararse con el estudio de las Escrituras y el apoyo en oración. 

• Que un cristiano maduro le acompañe. Tiempo con los misioneros a menudo es más productivo si tiene el apoyo de un sólido amigo cristiano, pastor o miembro de la familia con usted durante sus reuniones (Eclesiastés 4:9-12).


Estos hombres y mujeres jóvenes son por lo general fuera de casa por primera vez. Después de pasar tres semanas de entrenamiento en el Centro de Capacitación Misional o Missionary Training Center (MTC) en ingles, en Provo, Utah (u ocho semanas para una misión de lengua extranjera), estos jóvenes, normalmente de 19 años por lo general se sienten solos y aislados de todos los amigos y seres queridos. ¡Es durante su misión de dos años (18 meses para las mujeres) que muchos de estos jóvenes están realmente convertidos al mormonismo sí mismos!


Durante la primera reunión, puede dejar que los misioneros compartan su mensaje y utilízalo como tiempo para construir una amistad. Tome notas y haga algunas preguntas si usted desea.


Pregunte si usted puede comenzar el tiempo en oración. Por lo general son muy agradables a la solicitud. De hecho, si los misioneros saben que usted es una persona de fe, frecuentemente ellos le invitarán a orar antes de comenzar una plática. Aproveche esta oportunidad, orando que todos tendríamos un hambre por la Verdad, y seríamos guiados por el Espíritu Santo, durante nuestra conversación.


Se le pedirá que lea y ore acerca del Libro de Mormón. Podemos leerlo, pero no necesitamos orar sobre su veracidad (o cualquier libro religioso). La Biblia no exige una prueba a través de la oración para sí misma o cualquier otro libro religioso. O tenemos fe en la Biblia o no la tenemos. El Libro de Mormón debería ser juzgado por la revelación de la Biblia misma, no de nuestros sentimientos, impresiones o "respuestas a la oración sincera." ¡Santiago 1:5 dice que debemos orar si nos falta la sabiduría pero no falta sabiduría sobre el Libro de Mormón! La Biblia nos muestra que es una mezcla de enseñanzas verdaderas y falsas, como todo el mormonismo.


Si tomo el aceite de motor y lo vierto en un vaso de agua no se mezclaran entre sí, incluso aunque me lo mezclo. Aun, si bebo de la copa, yo estaría tomando todo y todavía es un veneno para mi cuerpo. No importa si hay algo de verdad incluido.


Los cristianos no tienen que leer y orar acerca de todos los libros apócrifos o el Corán, etc. Curiosamente, los mormones no lo hacen tampoco. Sólo piden al público (o los miembros SUD) al leer y orar acerca del Libro de Mormón para saber que es la Palabra de Dios. ¡Ellos no hacen esto para los otros tres libros de las escrituras SUD, mucho menos los libros mantenidos como escritura por otras religiones!


Para la segunda reunión con los misioneros debe planear declarar algunas preocupaciones ("es por eso que no puedo unirme a su iglesia, a menos que pueda responder adecuadamente a algunas preguntas que tengo") y dar su testimonio personal.


Los misioneros están presionados a tener sus contactos listos para el bautismo por la tercera semana de reuniones, así que por lo general usted no tendrá mucho tiempo con ellos. Si se puede alargar las reuniones de más de dos o tres semanas esto esta muy bien. ¡Cuanto más tiempo pasan con usted, menos tiempo tienen para hablar con sus vecinos!


No existe una fórmula establecida de cómo manejar mejor estos encuentros. Deja que Dios le guíe cuando usted ministra. Véalo como un tiempo para preparar el suelo, plantar semillas, y para ser un positivo, amoroso, ejemplo cristiano. A veces nos sentimos sin esperanza, cuando se trata de proteger a nuestras comunidades de la labor de los misioneros SUD, pero hay algunas cosas que podemos hacer para guardar a nuestros pueblos y barrios:


1. Distribuye suspensiones de la puerta de Misión a los Mormones (MTM en ingles). Estos folletos claramente escritos explican los problemas doctrinales básicos de ambos los Testigos de Jehová y los mormones. Se incluyen un mensaje del evangelio también. Usted puede ordenar suspensiones de la puerta MTM de la sección de Recursos (Resources) de este    sitio Web.


2. Permítanos a realizar un seminario de capacitación en su iglesia. Anime a los que están espiritualmente maduros en su congregación a hablar con los misioneros. Tenga una persona bien entrenada designada, especialmente en la iglesia que se puede recurrir para ayudar a las personas en su iglesia que están recibiendo visitas de los misioneros SUD. ¡Si los cristianos de su iglesia alcanzarían consistentemente a los élderes y las hermanas que van de puerta en puerta, su comunidad podría ser considerada "peligrosa" para el programa misionero SUD! La Iglesia mormona no quiere que sus jóvenes sean "influenciados adversamente" por los no mormones. ¡La última cosa que quieren es que sus jóvenes regresan a casa de su misión, con su fe en el mormonismo por los suelos! Líderes SUD sacarían sus misioneros de su comunidad (por lo menos por un tiempo) si sentían que era "territorio peligroso".


3. Ore por la protección de su comunidad, la salvación de los misioneros SUD y los cristianos que estén equipados y audaz en su testimonio.


¡No descuidemos las oportunidades que vienen a tocar!